ESP, ABS y ASR

Todos estos sistemas electrónicos forman parte de lo que se concoce como sistema de seguridad activa de los automóviles y su función es evitar que se produzcan accidentes. Poco a poco y par anuestro bien, nos hemos ido acostumbrando a estos sistemas que en su mayoria están relacionados con la seguridad del conductor y la de sus ocupantes. ¿Pero realmente sabemos que significan?:

 

El ESP es un sistema electrónico de control de estabilidad cuya función principal es evitar que el conductor pierda el control del coche. En el momento en que los sensores detectan que el comportamiento del vehículo se desvía de lo que se considera correcto el sistema actúa independientemente sobre cada una de las cuatro ruedas, habitualmente frenando las necesarias para evitar que el coche no gire o gire demasiado y derrape.

 

El ASR  es un sistema eléctrico de control de tracción que impide que las ruedas motrices patinen al arrancar o al conducir sobre firmes resbaladizos o de adherencia desigual como la arena o el hielo.

 

El ABS es un sistema de antibloqueo de los frenos que impide que las ruedas queden bloqueadas al frenar y evitan la pérdida de control sobre el coche en situaciones delicadas de conducción.

ESP, ABS y ASR