Equilibrado

El equilibrado de las ruedas es determinante para la seguridad y el funcionamiento correcto del vehículo.

 

La deficiencia del neumático se ve incrementada cuando éste se coloca sobre la llanta, ya que ésta tampoco tiene un reparto equilibrado de pesos por todo su contorno.

 

Por ello, una vez que se unen las dos partes, llanta y neumático, resulta absolutamente necesario realizar un equilibrado para lograr un reparto homogéneo de pesos por todo el diámetro del nuevo conjunto y que la rueda gire adecuadamente.

 

Para corregir esos desfases se colocan en la llanta, bien adheridos o bien mediante grapas que se enganchan a su borde, pequeños contrapesos en los puntos de mayor diferencia.

Equilibrado